miércoles, noviembre 23, 2011

Para un armario en orden

Anoche estuve terminando de arreglar toda la ropa limpia que tenía regada por la habitación,ya que mi armario me queda chico cada vez busco maneras más innovadoras de hacer que toda la ropa no se salga por ningún hueco xD


Así que leyendo en internet, encontré éstos sabios consejos que no nos haría daño seguir:

1.Si tus zapatos son un caos y tienes poco espacio, te recomendamos dos opciones para organizarlos y prevenir que se maltraten. En las tiendas de plásticos, busca suficientes cajas con tapa (un tupper grande puede funcionar), fíjate que se acomoden al tamaño de tus zapatos, que sean apilables y transparentes, así ahorrarás espacio y no tendrás que abrirlas todas cada vez que necesites uno. La otra opción es reutilizar las cajas que las tiendas desechan. Puedes forrarlas con un papel o una tela para que no se vean feas. No olvides rotularlas con una etiqueta que te ayude a reconocer qué par metiste en cada una.


2. Clasifica tu ropa interior y guárdala, dentro del cajón, en bolsitas de plástico o de tela transparente, así evitarás que se mezclen caóticamente.


3. Para evitar que tus botas de piel o de gamusa pierdan la forma, se caigan y se maltraten, mételes una botella de plástico vacía de 1.5 lts.


4. Las cajas y los organizadores de lona son lavables, flexibles y muy útiles. Sirven para acomodar zapatos, pero también puedes meter ahí los sostenes delicados, las corbatas, los collares, las mascadas, etc.


5. Invierte en unos buenos ganchos o colgadores, es un gasto de esos que haces una sola vez en la vida y vale la pena la inversión. Elígelos de acuerdo a la ropa que tienes, los hay con presillas para la falda, con hendiduras para los tirantes del vestido, con vértices más anchos para los sacos, de madera, de acero, de plástico grueso, etc.


6. Aunque es un excelente gesto reutilizar los ganchos o colgadores de la tintorería, la realidad es que no duran gran cosa. Aprovéchalos mejor para optimizar el espacio cuando tiendes la ropa mojada en el baño o el patio. Un plus: secar así la ropa hace que tengan menos arrugas o marcas.


7. Los cinturones pueden acomodarse en cajas de plástico debajo de la cama o en un cajón. Aún cuando los contenedores no tengan divisiones, al enrollarlos se conservan ordenados.


8. Los jeans, la ropa para hacer ejercicio, los suéteres tejidos y la ropa elástica pueden ir enrollados en cualquier estante, eso te ahorrará espacio y, si haces rollitos bien compactos, se conservarán ordenados.


9. En las tiendas de vinos, las ferias y los mercados suelen tener cajas de madera de buen tamaño. Si bien no es probable que te las regalen, quizás te las vendan muy baratas. Basta con lavarlas, darles una manita de gato y acomodarlas estratégicamente para puedan usarse como estantes o cajones.


10. Si los tratas bien, los canastos pueden ser tan durables como las cajas de plástico. Son suficientemente ligeros y resistentes como para guardar la ropa (de invierno o verano) en la parte superior del closet o debajo de la cama. La ventaja es que, si no tienes mucho espacio, aunque los tengas a la vista son le dan un toque acogedor al espacio.


11. Aprovecha todos los espacios: el reverso de las puertas y las paredes interiores del closet son ideales para colocar ganchitos o clavos en los que puedes acomodar tus accesorios. Si no quieres llenar de clavos, puedes adherir una placa de corcho y colgar tus joyas con tachuelas o chinchetas.


12. Finalmente, organiza tu ropa de acuerdo a tu lógica personal. Piensa en tu proceso: ¿cómo sueles hacer las combinaciones, empiezas por los zapatos, coordinas todo con base en los colores, tu prioridad es el top o el saco? Piensa en ese orden, asigna los espacios según tus prioridades y asegúrate de que las prendas "rectoras" del conjunto se encuentren en un lugar visible y a mano. Colores, texturas, tipo de prenda, accesorio... ¿cuál es la tuya?
Visto en: Yahoo! Mujer Perú

XOXO
Recuerda que puedes seguirme en:
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...