lunes, octubre 31, 2011

Los Duendes y las Hadas Escorpianos

Mucho se ha hablado ya sobre el signo de Escorpio y de Plutón, sabemos que este signo y este planeta son muy complejos, son conocidos por su crueldad, su profundidad, sus muertes, su intensidad, etc. pero nunca nadie se atreve a hablar de su magia. Posee una magia natural, que sobrepasa la magia de Neptuno y Piscis. Veamos un poco más. ¿Cómo es alguien que nace bajo el signo de Escorpión o al menos posee a Plutón muy poderoso e influyente en su carta? ¿Cuándo está tranquilo y feliz? Difícil de hallar una analogía, ya que esto siempre se aborda desde: - ¿eres escorpión?, ¡¡Ohh!!, ¡eres difícil, ah! - y ahí quedan los comentarios y la pobre persona llega a sentirse mal. Las mitologías griegas y babilónicas siempre muestran su nigredo y mortandad, como su crueldad e intensidad para la transformación.


Veamos ahora el mundo de las hadas y los duendes...¡¡qué hermoso!! Me recuerda a la niñez, a los cuentos y las historias atrapantes, un mundo perfecto de ensueños, lleno de alegrías, juegos y divertimentos propios de estas criaturitas de la naturaleza, donde son pícaras, viven sonriendo, atrapadas dentro de una dimensión paralela a la nuestra y no se dejan ver, tienden a huir, a ocultarse cuando algo desconocido se acerca, sobre todo si es el ser humano. Sin embargo ¡son muy curiosas! inquietas, son muy fieles con su gente, con sus amigos, con su pareja, se dice que cuando una de estas criaturas se enamora es para toda la vida, es sumamente posesiva y celosa, cuando muere su compañero/a quedará sola el resto de su vida, llorando en secreto a su amor. Son muy leales cuando se aseguran que todo esta claro y bien, poseen una inocencia natural que les caracteriza, medios payasos, hacen reír a su gente cuando se reúnen con toda clase de ocurrencias. Sin embargo, no toleran las críticas, éstas les lastiman.

Dicen los antiguos textos que a veces un hada o duende puede enamorarse de un humano y le seguirá a nuestra dimensión, el humano, se dice, no puede vivir en su dimensión, la de las criaturas de la naturaleza, sufre mucho, entonces esta criatura seguirá a su amor humano, desoyendo el consejo de su gente, ellos le harán saber que una vez que se convierta en humano jamás podrá volver a su propia dimensión, ni recobrar su forma de espíritu de la naturaleza. Así y todo cortará con ellos, los abandonará y seguirá sus impulsos naturales tan intensos y profundos, tras el humano, será muy fiel y se convertirá en su esclavo. Sin embargo, exigirá tanto como brinde y el humano no estará dispuesto a dar esto, puede que el humano se aburra de alguien tan posesivo y celoso, tan absorbente y le abandone a su suerte, enamorándose de otra persona, entonces este duende o hada, se transformará, de ser alguien tan amable, dulce, alegre, fiel y delicado como divertido pasara a ser un monstruo.

El mismo impulso del amor que le llevó a abandonar su mundo y su gente, ese mismo impulso le llevará a odiar y destruir, tendrá un solo propósito, destruir a quien le traicionó de mala fe, porque no solo le sacó de su mundo y ahora no tiene nada, sino que además se encuentra solo y desprotegido, un extranjero en esa tierra donde no hay alegrías profundas, ni lealtad, ni respeto, solo trivialidades, y se convertirá en su sombra, seguirá ocultamente a quien una vez amo con toda su alma, le observará en sus movimientos y buscará una y otra vez tenderle toda clase de trampas e impedimentos, le molestará incansablemente hasta destruirlo y dejarlo en la misma posición que él/ella se encuentra. No podrá pensar en su futuro, piensa que no lo tiene, así que su único objetivo es destruir a quien le pagó mal su esfuerzo y sacrificio, su entrega total.

Una vez que le destruye y le envenena con su odio y destrucción el humano quedará tan solo como él/ella, y la criatura se mostrará al fin, y le dirá por qué actuó así, el humano no tendrá consuelo y le pedirá perdón, no tendrá lugar para perdonar esta criatura, está llena de odio, la venganza no le dio resultado, había creído que una vez que se vengara estaría mejor, y ahora se da cuenta que ambos están solos y él/ella (duende o hada) tampoco tiene consuelo, está en otro mundo, con un aspecto diferente y comenzará a vagar por el mundo con mucha desconfianza, ocultándose donde perciba peligro, acechando hasta estar seguro/a que nada le pasara y ahí recién se relajará.

Si pasa por algún bosque, recordará su mundo y llorará amargamente por haberlo perdido, escuchará la música y el tintinear de campanillas de su gente y se marchará recordando su amarga vida de ahora en más... Se relacionará con toda clase de gente y el temor le llenará de desconfianza por temor a sufrir ¡claro!, por temor a revivir nuevamente lo que ya una vez caló fuertemente en todo su ser.

Poco a poco se irá adaptando entre los humanos, dejando atrás su antigua vida, se acercará a las plantas se nutrirá de su fuerza y vitalidad, aceptándose ahora tal cual es e intentará recobrar su alegría, intentará conocer el amor humano, sin darse cuenta se ha transformado y ha dejado atrás el odio y este ahora es reemplazado por una nueva fuerza vital, la de convertirse realmente en un humano, y llevará siempre el sabor amargo de su primera experiencia. Pero dentro de sí siempre sonaran campanillas, habrá alegrías y lealtad para compartir con quien se atreva a comprenderlo y descubrirlo como un ser especial, diferente al resto.

Quien desee ingresar a su mundo que se encuentra justo entre dos dimensiones, encontrará a un ser muy inteligente, observador, analítico, desconfiado, que dice una cosa piensa otra y siente y hace otra muy diferente, porque necesita asegurarse que no volverán a dañarlo, tiene mucho para dar y enseñar de ambos mundos, como no puede ir en contra de su propia naturaleza, se relacionará con los humanos y se reirá y hará bromas y cantará, actuará y amará intensamente, guardará secretos celosamente, pero siempre habrá un duende/hada dentro suyo que no se mostrará, y quien se atreva a movilizarlo irrumpiendo en su intimidad echará cortinas de humo y huirá celosamente, nadie se enterará de sus secretos mas íntimos, sean buenos o no.

Detesta equivocarse y se avergüenza de ello, alguna vez se dejó llevar por el impulso y desoyó a su gente, hoy esta acá atrapado, debe ocultar este dolor para que no siga torturándolo. Una vez le traicionaron por mostrarse con esa forma tan simple e inocente, otra vez no permitirá que ocurra, él/ella no actúa con traición, él/ella es justo, demasiado, pero también es implacable. Ahora sabe que probablemente no morirá, porque con cada muerte se hace más fuerte, más poderoso y enfrenta sus muertes con gran resistencia, ha comprendido que cada vivencia en este mundo es demasiado intensa y dolorosa, nada es simple como en su mundo, todo es muy complejo, así que siempre estará acechando en algún lugar salvaguardando a ese duende o hada que lleva internamente y necesita a veces grandes momentos de soledad para recordar su mundo antiguo, aquel en el que una vez fue muy feliz y se sintió tan libre como protegido.

Ahora esta mutación le permite amar intensamente, celar intensamente y brindarse plenamente, respondiendo a su naturaleza, y también puede ser un monstruo vengativo y destructivo, porque eso también lo aprendió y no olvidará jamás la lección. Aprendió a sobrevivir en este mundo donde los sentimientos carecen de valor y luchará con éstas armas que ahora tiene con cualquiera que le haga frente, pero colaborará fielmente y con gran entrega con quien sepa valorar sin hacer demasiadas preguntas y lo acepte así tal cual es, profundo, solitario, enigmático, observador, perceptivo, intuitivo, sensible a más no poder y a veces muy hiriente, porque lo que aún no aprendió es a tener tacto, tal vez alguna experiencia, mas adelante, le permita comprender que es tener tacto...

Así es la maravillosa experiencia de un escorpión, entender esto nos lleva a comprender la gran fragilidad y a la vez la gran resistencia que poseen estos nativos, las fuerzas plutonianas se activan de igual forma, se experimentan de igual modo, de repente nos sentimos extranjeros entre nuestros amigos, nuestros familiares y debemos sobrevivir y mutar para poder adaptarnos a las nuevas etapas de vida que debemos abordar, así crecemos y nos transformamos en seres nuevos, más desconfiados, pero no menos intensos.


XOXO
Recuerda que puedes seguirme en:
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...